Bajo los protocolos BRC, GLOBALGAP, Tesco Nurture, Field to fork e IFS, conseguimos que nuestra fruta no sólo tenga un excelente sabor, sino también la mejor calidad.